Centro polivalente integrado, para después de la elecciones.

El Ayuntamiento fijó el 4 de abril como fecha máxima para finalizar los trabajos, pero ese plazo no se ha cumplido. La empresa está adecuando el sistema de renovación del aire a la normativa vigente de eficiencia energética y realizando los últimos remates.

Ante esta situación, sumada a la prohibición de inaugurar obras en campaña electoral, obliga a posponer la entrada en servicio del edificio hasta pasadas las elecciones.

También están pendientes de adjudicación las obras de urbanización del entorno.

El arquitecto municipal Benito Díaz sintetiza la filosofía con la que fue diseñado “se trata de un edificio en el que no se hicieron grandes eventos arquitectónicos, como así lo exigen los tiempos que corren, pero que resulta muy funcional, y en el que el metro cuadrado está optimizado a tope. Además, se han utilizado materiales sostenibles que de verdad merecen la pena.”

El edificio dispondrá de un semisótano, una planta baja y dos pisos y su espacio funcional se dividirá en cuatro áreas.

La primera será la del salón de actos, con capacidad para 540 espectadores y ocho espacios reservados para minusválidos. Dispondrá de un escenario de 286 metros cuadrados en formato teatro, camerinos colectivos e individuales y almacén.

El segundo de estos espacios será el de la sala de cámara y conferencias, proyectada para 107 espectadores, más cinco espacios reservados para minusválidos.

La tercera de estas áreas es la que se corresponde con la casa de música, que dispondrá de salas de ensayo para música tradicional, salas de ensayo para equipos de música moderna y espacio de danza y teatro.

El cuarto espacio del centro se corresponde con el que llevará el peso de las actividades de la casa de cultura, así como el resto de usos de tipo administrativo.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *